Open Room es el espacio para impulsar la transición energética
Nuestro objetivo es impulsar el conocimiento y un debate objetivo y riguroso sobre la transición energética.

El punto de encuentro de la transición energética

¿Quieres formar parte de nuestra comunidad?
Espacio abierto
Sumérgete en este espacio para conocer los principales retos del cambio climático y la transición energética.
Espacio abierto
Sumérgete en este espacio para conocer los principales retos del cambio climático y la transición energética.
Espacio experto
Si cuentas con amplios conocimientos sobre el sector energético, en este canal encontrarás artículos de interés e informes elaborados por expertos.
Espacio experto
Si cuentas con amplios conocimientos sobre el sector energético, en este canal encontrarás artículos de interés e informes elaborados por expertos.

Calendario de eventos

En Open Room tendrás acceso a los eventos más importantes relacionados con la transición energética.

Contenido de interés

¿Tiene sentido el gasoducto Barcelona-Marsella para transportar hidrógeno?
En 1874, Julio Verne publicaba La isla misteriosa y aseguraba: “Creo que un día el agua será un carburante, que el hidrógeno y el oxígeno que la constituyen, utilizados solos o conjuntamente, proporcionarán una fuente inagotable de energía y de luz, con una intensidad que el carbón no puede; dado …
Informe del Observatorio de Descarbonización de la Industria: Sector Cerámico
El Observatorio de Descarbonización de la Industria de la Cátedra de Transición Energética Fundación Repsol en Universidad Pontificia Comillas publica su informe técnico 2021-22. En él que se recoge cuál es la situación actual del sector cerámico en cuanto a las medidas de descarbonización y qué medidas se estiman más viables en el futuro para lograr la descarbonización de este sector.El sector cerámico en España es fundamentalmente termointensivo, la electricidad apenas representa un 9% de la energía demandada, con un consumo anual de gas de 14,1 TWh y de electricidad de 1,4 TWh. El consumo de gas de este sector representa el 50% del consumo de gas de toda la Comunidad Valenciana y el 7% de todo el consumo de gas de la industria española. En España se encuentra radicado en el denominado Clúster Cerámico, que abarca las Comarcas de Plana Alta, de la Plana Baiza y de Alcalatén en la Comunidad Valenciana. Según los datos de ASCER (Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos), supone una facturación de 4.265 M€, de los cuales 3.665 M€ corresponden a exportaciones, con presencia en 190 países. Gracias a estos datos, España es el segundo país exportador del mundo y el quinto productor. El sector está constituido por 125 empresas, que dan empleo a 17.180 trabajadores. El sector siempre ha estado comprometido con la descarbonización, adoptando el gas natural como combustible, así como la cogeneración en el proceso de atomización de arcillas. Mejoras menores desde entonces han logrado situar las emisiones actualmente en el entorno de los 6 kg CO2/m2. El análisis realizado por el Observatorio de Descarbonización de la Industria que se ha realizado en el sector cerámico destaca las siguientes conclusiones: El Análisis del Ciclo de Vida que se ha realizado con la fábrica cerámica piloto revela una huella de carbono de alrededor de 9 kg CO2eq/m2. Se han propuesto medidas concretas de reducción de esta huella de carbono, abarcando la recuperación de calores residuales para reducir el consumo de gas en los secaderos, el empleo de gases renovables y la integración del autoconsumo fotovoltaico. De todas las medidas, la sustitución de gas natural por biometano es la alternativa más sencilla de aplicar conceptualmente, dado que ambos gases son intercambiables. Presenta la ventaja de ser un recurso local y competitivo a nivel de precio en el escenario actual. No obstante, carece de potencial suficiente debido a la baja producción en España, tanto hoy como en el futuro, la Hoja de Ruta del Biogas prevé 10,4 TWh en 2030, del que se asume que tan solo el 55% será biometano. El empleo de hidrógeno electrolítico permitiría cubrir la demanda completamente, dada la Hoja de Ruta del Hidrógeno que prevé disponer de 4GW en 2030 y reducir más de un 20% las emisiones de CO2 en 2030. El empleo del denominado “hidrógeno dorado”, con emisiones negativas de CO2, permite cubrir la demanda del sector en 2030 reduciendo sus emisiones más de un 50%, lo que las situarían en menos de 3 kg CO2/m2. La introducción de energía fotovoltaica resulta rentable, pero su potencial de descarbonización es bajo, habida cuenta del bajo consumo eléctrico. De todo lo anterior se desprende que la medida más eficaz sería el empleo del hidrógeno dorado, capaz de reducir las emisiones de todo el sector en 2030 más de un 50%.   El informe se ha presentado en la Jornada Anual de la Cátedra, la grabación y documentos de este evento pueden consultarse en este enlace.
La demanda creciente de materias primarias para la transición energética requiere soluciones basadas en la economía circular
Principales conclusiones del evento Materias primarias críticas en la transición energéticaA la hora de combatir los efectos del cambio climático y reducir de forma eficaz las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), la implementación de las energías renovables y el desarrollo de sistemas de almacenamiento de energía eficientes resulta de vital relevancia. Avanzar en este camino de forma eficiente, económica, social y ambientalmente sostenible implica conocer el rol que los minerales críticos juegan en este proceso y las posibles soluciones a implementar para asegurar un adecuado suministro a la vez que garantizar la sostenibilidad del Planeta. Este webinar tiene como objetivo compartir conocimiento y reflexionar en el ámbito de las materias primarias críticas, tratando la relevancia científico-tecnológica y social de estos materiales en el marco de la transición energética. Además, se plantea el tema desde una perspectiva de economía circular, para dar solución al uso masivo de materias primas que están en riesgo debido a escasez geológica, cuestiones geopolíticas y/o decisiones comerciales. Como principales conclusiones de la jornada destacamos: Rocío Barros ha remarcado como la demanda de materias primas críticas y otros minerales van a seguir creciendo, a medida que se implementen las nuevas tecnologías y fuentes de energía necesarias para descarbonizar nuestro Planeta. Por tanto, es indispensable definir estrategias sostenibles basadas en modelos de economía circular e innovación para disminuir el riesgo de suministro. Joan Manuel F. Mendoza nos ha recalcado que no existe una única solución de economía circular aplicable a la gestión del ciclo de vida de los componentes utilizados en los generadores de las turbinas eólicas, sino que se debe aplicar una perspectiva sistémica para identificar combinaciones de estrategias circulares para reducir, ralentizar y cerrar el flujo de recursos. Para ello se debe fomentar la investigación y colaboración entre diferentes agentes de la cadena de valor, desde diseñadores de productos y tecnologías, hasta gestores de residuos tecnológicos, incluyendo legisladores. Raquel Casasola nos ha mostrado lo complejas que son las baterías de Litio-ion, por lo que el abordaje de su fin de vida desde la perspectiva de la economía circular constituye un reto importante desde el punto de vista científico y tecnológico. A pesar de los esfuerzos invertidos a la investigación de tecnologías de reciclado de materias primas críticas (litio, cobalto, grafito), no todos los procesos son escalables desde el punto de vista tecno-económico y medioambiental. En palabras de Montserrat Casas, el desajuste inminente entre el suministro sostenible y ético de minerales y la ambición climática requieren acelerar tanto el reciclado de las baterías como el desarrollo y la comercialización de la próxima generación de baterías de Li-ion y post-Li. Las baterías de estado sólido y las de sodio-ion se encuentran actualmente en una fase avanzada de desarrollo y se prevé que serán elementos clave para la transición energética. Por último, quizás el reto más complejo que tenemos por delante es una evolución a un patrón de consumo circular donde se priorice el aprovechamiento de los recursos frente al modelo lineal de “usar y tirar”, promoviendo un estilo de vida coherente con los objetivos climáticos.
El problema de la deforestación en la lucha contra el cambio climático
Loading...